corrientes de aire no deseadas

Qué son las barreras al aire

Controlando el flujo de calor, la corriente de aire, el flujo de humedad, la radiación solar y otras radiaciones, seremos capaces de controlar las interacciones entre los elementos constructivos del edificio, sus usuarios y su entorno.

¿Por qué las corrientes de aire no deseadas son especialmente influyentes en nuestros edificios?

Las corrientes de aire llevan la humedad y ésta afecta a todo el conjunto del edificio a largo plazo, a la integridad estructural y a la durabilidad de los materiales que conforman un edificio. El flujo de aire también afecta el comportamiento de la construcción en un incendio (propagación del humo y suministro de oxígeno), de la calidad del aire interior (propagación de los contaminantes y microbios) y de la energía térmica necesaria para mantener un confort dentro del edificio.

Una de las estrategias fundamentales para el control de corrientes de aire no deseadas son las barreras de aire, ¿en qué consisten?

Barreras contra el aire o evitar las infiltraciones de aire en los edificios.

La falta de infiltraciones de aire en los edificios garantiza que los problemas anteriormente citados asociados a las corrientes de aire, se minorizan e incluso desaparecen.

Las barreras contra el aire controlan el movimiento involuntario de aire dentro y fuera de un edificio. Estos movimientos no deseados tienen su origen en las infiltraciones de aire a través de las envolventes: fachadas, cubiertas y suelos; y se ven favorecidas por las separaciones interiores del edificio.

Un sistema de barreras contra el aire consiste en un aislamiento sin fisuras, una segunda piel del edificio que protege al edificio por completo y repara grietas de su estructura original (en el caso de edificios ya existentes).

Los sistemas de barrera contra infiltraciones al aire contribuyen a la durabilidad de la envolvente del edificio y mantienen un interior saludable. Ambos factores fundamentales de la construcción sostenible.

 El poliuretano: una barrera óptima frente al aire

El poliuretano proyectado o inyectado, depende de las características constructivas de la edificación en la que intervengamos, es un material idóneo para formar una barrera contra el aire. Evita los puentes térmicos, sella fisuras (como podéis observar en los vídeos del artículo sobre el relleno en la cámara de aire) y resulta sencillo de instalar para los proyectistas.

Comparativa solucion costructiva LANA vs PU

¿Quieres información sobre nuestros sistemas de poliuretano para el aislamiento de edificios? No dudes en escribirnos.

Nombre*
Empresa o profesión*
Teléfono*
-
E-mail:*
¿Qué sistemas de poliuretano te interesan?*