Protección frente al gas radón en edificios de obra nueva

Protección frente al gas radón en edificios de obra nueva

Según la normativa vigente y los estándares de buena construcción, el diseño y la construcción de un edificio de obra nueva debe asegurar que los ocupantes no estén expuestos a unas concentraciones de radón que impliquen un riesgo para la salud.

Para conseguir dicho objetivo existe un valor  medio anual de concentración a nivel de diseño, el indicado  por la Comisión Europea: 200 Bq/m3.

Tras analizar la problemática del gas radón y tener en cuenta los puntos de acceso más frecuentes al interior de un edificio, la metodología en la fase de diseño debe seguir tres puntos: localizar el suelo, analizar soluciones y detallar puntos conflictivos.

Localizar suelos expuestos al gas radón en España

La localización del solar donde se va a construir el edificio de obra nueva es imprescindible para evaluar correctamente el riesgo del gas radón en el interior de la futura vivienda.

Para ello, podemos hacer uso del mapa de categoría de riesgo del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) .

Soluciones frente al gas radón en edificaciones de obra nueva

Una vez localizado el terreno, podemos englobarlo dentro de alguna de las categorías de riesgo y tomar las medidas necesarias para evitar que el gas acceda al interior de la vivienda.

Algunas de las soluciones más efectivas según investigaciones del Instituto de Ciencias de la Construcción “Eduardo Torroja” son:

  • Barrera anti radón bajo solera.

Debe ser una barrera estanca, impermeable al paso de gases. Resistente a efectos mecánicos y a las condiciones del terreno. Se coloca por debajo de la solera de sótano y por la cara exterior del muro en contacto con el terreno.

  • Barrera sobre forjado con ventilación.

Debe ser una barrera estanca, impermeable al paso de gases. Resistente a efectos mecánicos y a las condiciones del terreno. Se coloca por encima del forjado. Se puede reforzar la actuación con una ventilación opuesta natural o forzada, según las condiciones de la zona.

  • Extracción del gas radón del terreno

En el caso de obra nueva, en ocasiones es posible extraer el gas radón del suelo y expulsarlo al exterior. Evitando al máximo el contacto del gas con el edificio. Aún así, sigue siendo necesaria la proyección de una barrera anti radón.

Sistemas de poliuretano proyectado como barrera anti radón

Los materiales óptimos para crear una barrera anti radón deben cumplir tres requisitos básicos:

  1. Estanqueidad. Que garantice que no existan infiltraciones de gases no deseadas. En este caso, de radón.
  2. Continuidad. Para evitar puntos conflictivos como solapes y necesidad de sellados.
  3. Adaptabilidad. Que se adapte al terreno colindante y sea capaz de resistir acciones mecánicas.

En el siguiente detalle constructivo se puede observar cómo el gas radón puede penetrar fácilmente a través de barreras que necesitan juntas de dilatación y crean juntas de ejecución.

Sin embargo, el poliuretano proyectado se presenta como sistema efectivo de barrera anti radón en edificios de obra nueva.

La barrera frente al radón de Synthesia Internacional

Hemos desarrollado un sistema de poliuretano con función de barrera anti-radón. Recibe más información en tu email.

Barrera anti radón

Contacta con Synthesia Internacional

Nombre*
Empresa o profesión*
Teléfono*
-
E-mail:*
¿Qué sistemas de poliuretano te interesan?*